Imagen del segundo piso de La Fonda del Puertito

Sobre Nosotros

La Fonda del Puertito

Desde hace 14 años La Fonda del Puertito se especializa en platos a base de pescado y mariscos, que atraen principalmente público ejecutivo y empresarial. La propuesta ha ido evolucionando junto con el entorno de la zona. Aún así principios siguen siendo los mismos mantener la calidad de los productos y la atención.

Si hay algo que caracteriza la propuesta de La Fonda del Puertito (ubicada en buceo a metros del World Trade Center) es su mutación constante aunque mantiene sus bases desde hace 14 años.

Trabajamos mucho el pescado que no es algo no fácil de realizar. Nos dedicamos mucho a conseguir la mejor materia prima

Marcel Benseñor

Propietario y encargado de la cocina

Ofrecemos una carta muy dinámica con 20 sugerencias que cambian cada 30 días, dependiendo de los productos de estación disponibles.

Se trata de conseguir la materia prima y elaborar platos con eso. Es como una rueda porque cuando trabajas con productos de estación es un mes o dos, no más. Esto es lo que hace que la propuesta gastronómica se recree permanentemente.

El cambio en el clima también incide en la renovación. Ahora por ejemplo, la Fonda comienza a “perfilarse hacia el verano”, incluyendo menos pastas y más ensaladas, pescados y productos frescos.

“La gente en costumbres alimentarias ha ido evolucionando y nosotros hemos ido acompañando un poco eso. Tenemos una propuesta un poco más moderna dentro de lo clásico que hicimos siempre”.

En cuanto a la estética, ambientación, iluminación y servicio, la Fonda se ha ido modernizando acorde al requerimiento del público.

“Con el tema empresarial queremos que puedan venir con clientes, que no se sientan apretados y puedan charlar de negocios”

Gerardo Schwartz

Socio del emprendimiento

El tiempo es oro

Un factor determinante en ese sentido es el tiempo, la rapidez de la comida, algo que la Fonda maneja a la perfección adaptándose a las necesidades del público ejecutivo. “El mediodía tiene esa particularidad, necesitan todo medio ya porque tienen un tiempo limitado”, dice Gerardo.

Precisamente una de las nuevas propuestas en cuanto al servicio, es gestionar reservas para clientes “que a veces quieren almorzar y hablar en cierta intimidad” comenta Marcel.

El hecho de que el establecimiento tenga dos pisos permite flexibilidad de espacios y poder implementar este tipo de iniciativas. Una empresa puede solicitar con anticipación un espacio para realizar una reunión laboral donde asisten varias personas, por ejemplo.

Otra posibilidad para los clientes es coordinar previamente por teléfono el menú (siempre para consumir dentro del local) y horario. De este modo se evitan pérdidas de tiempo en el establecimiento.

“Está apuntado más que nada a la gente que está trabajando y tiene un tiempo acotado para el almuerzo. En la noche los tiempos son mucho más relajados, generalmente los clientes vienen más buscando pasar un momento distendido y agradable”, señala Marcel.

Propuestas y eventos especiales

Generalmente en el mes de mayo la Fonda realiza “El mes del vino”. Una vez al año se renueva la carta de vinos y este evento permite promocionar las nuevas incorporaciones.

“Hacia fin de año, en octubre o noviembre, dependiendo de como venga el clima tenemos un mes del vino blanco”

Desde octubre de este año incluirán propuestas con tragos, algo novedoso en el lugar y también maridajes con platos más informales de cara a la llegada del verano.